Los colores en el Tarot gitano

Importancia de los colores y el tarot gitano


El tarot gitano también tiene su importancia debido a la nitidez y brillantez de colores primarios y secundarios, propios de este mazo, similares a los colores que pueden observarse en todo tipo de ejercitaciones como las mencionadas anteriormente. La percepción del color es un proceso neurofisiológico que varía de acuerdo con la longitud de onda de los colores. 





Cada color tiene una vibración energética diferente y es capaz de producir reacciones moleculares distintas en el cerebro y en cualquier parte del cuerpo humano. Los colores actúan en el campo de las emociones produciendo sensaciones.
Los colores de las cartas de tarot son siete: blanco, negro, azul, rojo, amarillo, verde y color carne. 



Siete colores fundamentales en el tarot gitano


Cada uno ejerce una vibración –acción determinada y se corresponde con una energía que interactuará, al igual que el símbolo, con el canal consciente, no consciente del participante, a través de su visualización, sugestionando según su propia estructura física. Algunos colores gustan más, otros menos y otros directamente producen rechazo. De esa manera los colores pueden llegar a determinar una importante influencia en los estados de ánimo, al subir o bajar su frecuencia vibracional, acorde con su tonalidad e inclusive determinando alteraciones benéficas o perjudiciales, en temas de salud física.


En el antiguo Egipto se consideraba a los colores como sagrados y mágicos según sus efectos. También lo chacras poseen colores que varían de acuerdo con su activación o bloqueo, en caso de alteraciones psicosomáticas o simplemente energéticas, que pueden ser observados con claridad por aquellas personas que hayan desarrollado esa sensibilidad. Los colores también son un factor, que independientemente de los aspectos mágicos y perceptivos que se le otorguen al tarot, terminan siendo una característica importante para su aprendizaje si es que se quiere aprender a leer las cartas de tarot.

Artículo creado y diseñado por Alicia conde y el tarot gitano


Las 78 Cartas

La lectura de las 78 cartas del tarot gitano consiste en interpretar cómo y de qué manera esas energías arquetípicas de los 22 arcanos mayores  interactúan a nivel inconsciente con los diferentes tipos de individuos representados por la s16 cartas de la corte, provocándolos e impulsándolos a producir múltiples y variados acontecimientos y circunstancias que se evidencian en los 40 arcanos menores. 

Los arcanos mayores son las energías arquetípicas y los arcanos menores son los acontecimientos o circunstancias. Los arcanos menores junto con las cartas de la corte conforman la mayoría de los juegos conocidos: bridge, póquer, truco, barucco etcétera.

La palabra arcano significa “oculto, secreto” y también puede considerarse como originario o perteneciente al arca. Si se considera el arca de Noé que aparece en la biblia como símbolo de todos los elementos necesarios para dar origen a un nuevo mundo, junto al arca de la alianza de los hebreos, contenedora de las leyes y los mandamientos, podrás observar que ambas representan los contenidos del inconsciente colectivo. Si deduces que la palabra arca es la que más se acerca a la idea de que los arcanos mayores son en definitiva, símbolos de las energías primigenias que dieron origen al mundo conocido.

La palabra arca significa baúl o cofre. Las 16 cartas del tarot gitano de la corte más los 40 arcanos menores poseen una serie o palo (bastos, copas, espadas  y oros) que las identifica. Cada una de las cuatro series se relacionan con uno de los cuatro elementos de la naturaleza: fuego, aire, agua y tierra. 

Cada una de las series tienen su propio significado tanto espiritual como con los elementos de la naturaleza, así se les puede dar un significado en diferente para cada una de las adivinanzas o presagios que se tienden a dar. Lo mejor es aprender a relacionarlos para no caer en confusiones. 

Artículo creado y diseñado por Alicia Conde y el tarot gitano


La importancia del pueblo gitano al tarot.

El tarot es un juego de adivinación por cartas que ya es mundialmente conocido, y el más usado gracias a las nuevas tecnologías. Pero poco se sabría del tarot si no es gracias al pueblo gitano. Este pueblo fue muy importante para que el tarot sobreviviera, sobre todo en tiempos de la Inquisición, y dotó al tarot de un diseño y significado diferente.

El pueblo gitano creó a su manera una baraja de tarot gitano en el que la sentía como suya. Sus ilustraciones reflejaban su vida, su forma de ser e incluso su manera de celebrar las cosas. Al no ser un pueblo bien visto en su aparición en la historia, fue muy perseguido, al igual que el tarot, por lo que se creó una gran relación de supervivencia entre ambos.



Las gitanas paseaban por las calles con una baraja de tarot gitano en la mano, y trataban de descubrir el futuro a todo aquel que quisiera. Al ser algo prohibido durante siglos, debían ser cuidadosos para no ser descubierto, y con esta gran habilidad del pueblo gitano, el tarot pudo sobrevivir hasta nuestros días pasando por épocas en las que muchas barajas de tarot fueron destruidas al pensar que eran un juego diabólico.

Gracias al pueblo gitano, el tarot empezó a expandirse por Europa, de una manera oculta, sin mucha fama (aunque la poca que tenía era mala), pero hacía que cada vez se vieran más gitanos y más cartas de tarot en otros países, aparte de Francia, que es donde se tiene la certeza que es donde nació el pueblo gitano, y por lo tanto, desde donde partió el tarot para aparecer por los demás países de Europa. El hecho de cómo llegó el tarot a las manos del pueblo gitano es una incógnita, ya que se sabe que no fueron sus creadores, pero sí que les debe una gran importancia a lo que es ahora.

Artículo creado y diseñado por Alicia Conde y amor oráculo

La composición del mazo

El tarot que se conoce como Tarot Marselles, es el padre de todos los mazos de tarot actuales. Ha pasado por diferentes transformaciones en el tiempo, pero manteniendo siempre su estructura central intacta. Esto se debe al hecho que esta estructura no es azarosa, ni se debe al capricho de quienes han diseñado los mazos de tarot gitano. Por el contrario, está ligada a un complejo y rico simbolismo iniciático. La estructura del tarot se basa en un número específico de cartas que son 78. Aunque existen otros mazos de cartas usados en la práctica adivinatoria que poseen una cantidad distinta de cartas.

78 son los arcanos del tarot, ni más ni menos. Esto se debe a que número 78 encierra claves de la ciencia de los números. El número 78 es el fruto de la suma de todos los número hasta el número 12, números sagrados por excelencia, presentes como patrón de los ciclos y de loso signos zodiacales. El doce posee en sí a los números 1 y 2 y al sumarlos resulta el 3, la trinidad. Por otro lado el tarot gitano está construido sobre la base del nombre de dios de cuatro letras, que traducidos resulta Jehová (Iod-He-Vav-He).


Cómo se puede ver está escrito en hebreo y sus valores numéricos de acuerdo a la tradición cabalística son: Iod.10, He.5, Vav.6 y He.5. La suma da como resultado 26 y este número multiplicado por 3 da 78, el número de cartas en el mazo del tarot. Todo mazo de tarot posee 78 cartas divididas en tres secciones: los arcanos llamados mayores que son 22 y 56 arcanos menores divididos en un grupo de 40 arcanos numéricos y otro grupo de 16 arcanos denominados cartas de la corte.  El tarot gitano es un perfecto juego de engranajes dónde se interrelacionan unos a otros. 

Artículo creado y diseñado por el tarot y el amor